Microbiota, prebióticos y probióticos

Kaixo!Hola!

En esta página quiero hablaros sobre la microbiota, los prebióticos y los probióticos por la gran importancia que tienen para mantener o restaurar nuestra salud.

La mayor parte de los nutrientes de los alimentos que ingerimos se absorben en el intestino delgado, por tanto, debemos vigilar y cuidar nuestra salud intestinal, para que al “alimentarnos” obtengamos los nutrientes de la forma más eficaz y rentable posible. Como ya sabemos, todos los sistemas y aparatos trabajan en equipo para que todos los procesos se lleven a cabo de modo organizado y en equilibrio.

La absorción de los nutrientes se llevan a cabo por las billones de bacterias que habitan en el intestino. Ellas tienen adjudicadas funciones tan vitales como la fermentación de los nutrientes para absorberlos: Calcio, Magnesio, Hierro, la formación de amino ácidos a partir de amoniaco, las bacterias convierten la fibra en ácidos grasos de cadena corta que sirven de energía para la células de nuestro organismo, síntesis de vitamina K, B12, biotina, ácido fólico, ácido pantoténico,  modulan el sistema inmunológico, indispensables para prevenir enfermedades…

La microbiota intestinal son el conjunto de comunidades de microbios vivos que viven reunidos en el sistema gastrointestinal y como hemos visto determinan nuestra salud.  Si se rompe el equilibrio entre las bacterias “buenas” y las bacterias patógenas entramos en una situción de Disbiosis, en la proliferan los patógenos, comienzas procesos de inflamación intestinal aumentando el riesgo de padecer enfermedades ( intestinales, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, enfermedades autoinmunes…). Para ayudar a que los microbios “buenos” estén en perfecto estado y equilibrio, tenemos dos vías: alimentarlas a traves de productos PREBIÓTICOS y aportando a esta microbiota más bacterias de diferentes cepas, géneros, aumentando así la variedad de las mismas para mejorar nuestra flora intestinal por medio de alimentos PROBIÓTICOS.

Asi pues los Prebióticos son el alimento de la microbiota: se encuentra la fibra alimentaria no digerible (almidón): frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, miel, sake, miel, leche, algas, lino, semillas de chía..

Los productos fermentados  son los Probióticos, compiten por la alimentación con los patógenos (proteobacterias), secretan agentes microbianos, producen ácidos grasos de cadena corta, contribuyen a la homeostasis inmunológica, producen vitaminas.. Se han utilizado desde hace muchísimos años por diferentes culturas dando como resultado alimentos ricos, variados y súper saludables: CHUCRUT, el miso (pasta de habas de soja), la salsa de soja (shoyu), el té kukicha (hojas fermentadas), el tempeh, natto (las habas de soja), los yogures,  kéfir, té kombucha…

En el proceso de fermentación a través de bacterias, hongos, levaduras, se crean bacterias que son beneficiosas para el organismo ya que contienen enzimas que nos ayudan en el metabolismo de los macro nutrientes (ayudan en el proceso digestivo de los mismos) y mantiene nuestra microbiota intestinal en óptimas condiciones como he comentado anteriormente.

Espero que os haya ayudado a entender la importancia de una “alimentación simbiótica”con productos prebióticos y probióticos y os animo a que introduzcáis estos alimentos en vuestro día a día y experimentéis y aprendáis con los resultados. Os sorprenderéis!

Es toda una experiencia y satisfacción “jugar” con ellos integrándolos en nuestra alimentación y recetas de cada día. Siempre aprendiendo!

 

Bon appetit!💖💖